Otro mundo es posible

Posted: 18.07.2013 in опити

Hace más de un mes que las calles en la capital de Bulgaria se llenan de gente pidiendo la resignación del gobierno. La plaza “Independencia” huele a rabia y descontento. Cada día  las seis y media de la tarde es la hora de aquellos que ya no pueden y no quieren más. El mensaje es sencillo y claro – el juego de los pocos con el dinero y la confianza de los demás ya llega a su punto final.

Los búlgaros decimos a menudo que somos una nación triste, desesperada y conformista. Por mucho tiempo en nuestro país la sociedad civil estaba formada por los descontentos, malentendidos, olvidados o discriminados quienes a la hora de elegir su futuro siempre pulsaban el botón “replay”. Después de tantos años, dicen, de dominio por los bizantinos, turcos y soviéticos el conformismo ya hace parte de la mentalidad de los búlgaros. Esas y otras cosas dicen algunos politólogos, psicólogos, políticos y los medios de comunicación dócilmente repiten y publican. Pero en la plaza “Independencia” no escucha nada de eso- la música, los gritos y la energía positiva lo amortigua todo.

En febrero solamente la plaza frente del Parlamente estaba llena de gente denunciando las cuentas astronómicas del gas y llamaban a la acción por parte del gobierno. Milagro, hubiera dicho alguien, pero los políticos se fueron. Y con su dimisión dejaron a esos con hambre y sin dinero solos, adornados de sus conceptos poco claros de “reforma judicial o de “convocatoria de la Asamblea constituyente”. El hecho de que los políticos se hubieran ido no ayudaba mucho para pagar las cuentas. Los eventos que sucedieron y los resultados de las elecciones anticipadas en mayo mostraron claramente que todo eso era una lucha más bien por los bienes que por los ideales. El 12 de Mayo 53,5% de los búlgaros votaron por lo mismo y los mismos para poder volver “a la normalidad”. Sin embargo, los demás cuyos votos se quedaron al fondo de las urnas son los “callejeros” de las protestas de hoy. Porque ellos saben que normalidad en este país significa libertad y impunidad para todos aquellos que tienen hoy el poder en sus manos. Por eso también gritan todos “Dimisión”. Pero no mañana, sino hoy. Ahora mismo.

Es cierto que esa no es la rebelión de los vulnerables de la nación. Ellos no piden dinero ni pan, sino justicia y democracia. Sin embargo saben exactamente el significado de esas palabras y el camino para llegar a ese futuro que quieren y merecen. Porque, a pesar de todo, han tomado la decisión de quedarse en Bulgaria, de luchar por su vida y las cosas que adoran y admiran. Obviamente no representan ellos todos los búlgaros – no son todos en el país “bien nutridos, bien formados y bien realizados “. Pero ellos también tienen derecho de ser representados y gobernados por aquellos que han elegido con consciencia e ilusión. Por desgracia eso no ocurre hoy. Y por eso sale fuera la gente. Por eso explica, grita y manda – basta con los intereses de unos y la servidumbre del resto del país. Por eso se llenan las calles día tras día – para mostrar a aquellos al otro lado, bien sentados y en seguro en sus oficinas  que la tolerancia no significa conformismo. Y, en cambio, tiene fecha de caducidad. En nuestro país la paciencia venció cuando los políticos decidieron que ya ni siquiera era necesario ocultar la cara contaminada de la vida política donde los criminales de ayer se convierten en los expertos y profesionales de hoy. Donde los ministros, las alianzas y los discursos cambian con la velocidad dictada por los intereses personales que las mueven. Donde los conceptos de círculos oligárquicos, ilegales y  no investigados forman parte de la definición de la actual élite política.

Al final es importante entender – en lugar de siempre oponer los ricos y los pobres, los educados y los incultos, los informados y los ignorantes (o mal informados), el problema tiene que girar entre la justicia y la falta de moralidad y responsabilidad. Y en este caso, me parece, el pueblo debería de encontrarse unido en la plaza “Independencia”. Porque en el futuro otro mundo siempre es posible, pero muchos lo necesitan hoy.

otro_mundo_es_posible

Реклами

Вашият коментар

Попълнете полетата по-долу или кликнете върху икона, за да влезете:

WordPress.com лого

В момента коментирате, използвайки вашия профил WordPress.com. Излизане /  Промяна )

Google photo

В момента коментирате, използвайки вашия профил Google. Излизане /  Промяна )

Twitter picture

В момента коментирате, използвайки вашия профил Twitter. Излизане /  Промяна )

Facebook photo

В момента коментирате, използвайки вашия профил Facebook. Излизане /  Промяна )

Connecting to %s